Loading...

BARRA DE NOTICIAS

Loading...

martes, octubre 13, 2009

EL LIDERAZGO COMO UNA ACCIÓN EFECTIVA PARA EJECUTAR EXITOSAMENTE LAS TAREAS EN EL AULA

CURSO : EJERCICIO EFECTIVO DEL LIDERAZGO EN EL AULA/CLASE 10 (Educadores 2.0)

En la actualidad, uno de los principales desafíos que enfrentan los profesores se encuentra en cómo satisfacer, de la mejor forma, las necesidades educativas de estudiantes con carencias y logros diversas. Ello se logra creando un ambiente afectivo en el aula, donde los alumnos se sientan cómodos, seguros y comprometidos con los aspectos positivos del aprendizaje, todo lo cual aumenta su participación activa en la clase. Los docentes animan a sus estudiantes a realizar sus mejores esfuerzos y a entusiasmarse con los contenidos que aprenden, apelando a dos factores motivacionales críticos: valor y esfuerzo. Para motivarse, los estudiantes deben estar conscientes del valor del trabajo que realizan y del trabajo que otros hacen. En cuanto al esfuerzo, este está unido al tiempo, a la energía y a la creatividad que ellos aplican para darle valor a su trabajo.

Las escuelas deben llevar a cabo su responsabilidad educadora en una forma proactiva y positiva si es que desean enfrentar con efectividad el aprendizaje de todos sus estudiantes, entregándoles las oportunidades que les permitirán obtener los logros esperados. Aquí es donde los profesores exitosos juegan un rol fundamental. Los docentes más efectivos crean un clima positivo para el aprendizaje, inspirando a sus estudiantes, siendo más innovadores en su práctica y diferenciando entre los alumnos de acuerdo a sus habilidades e intereses cuando corresponde. De esta manera, estos últimos tienen un mayor control y compromiso con sus aprendizajes y mayores oportunidades de éxito.

Profesores exitosos

Los profesores representan el corazón de la educación y la evidencia demuestra que éstos importan mucho más en el aprendizaje de los estudiantes que cualquiera otra cosa dentro de la escuela y que su contribución individual varía ampliamente de uno a otro.

Las fallas del sistema para dimensionar el real impacto de los profesores con condiciones de liderazgo en los resultados de sus estudiantes ha afectado no sólo el desempeño exitoso del sistema, sino también los resultados positivos de quienes representan el centro de preocupación del sistema – sus estudiantes.

Generalmente aquellos docentes considerados entre los más efectivos no reciben el reconocimiento que se merecen, tanto de sus pares como de las propias instituciones a las cuales pertenecen. Sus contribuciones al mejoramiento educativo son difícilmente compartidas por la práctica docente y tampoco disfrutan de los beneficios de sus propios éxitos. Lo anterior constituye una increíble ironía pues los maestros sí hacen la diferencia en la sala de clases.

Investigaciones recientes muestran que los mejores profesores no son necesariamente aquellos con mayor experiencia sino los que muestran mayor entusiasmo por lo que hacen; también altas expectativas por el éxito de todos sus estudiantes; relaciones positivas; alta motivación; y compromiso y capacidad de adaptación a los cambios. Gracias a la adecuada combinación de un buen manejo de su especialidad y de la práctica educativa, junto al valioso apoyo prestado a las necesidades individuales de cada alumno, estos docentes se focalizan en construir autoestima, desarrollar confianzas y mantener el respeto en el aula.

Para ser efectivos, los docentes deben conectarse con los estudiantes con calidez, respeto y confianza. Para las escuelas es importante hacer que los alumnos se sientan seguros y valorados, de modo de enfrentar con éxito los desafíos sociales e intelectuales y explorar nuevas ideas. Involucrar a los estudiantes en la clase les proporciona un sentido de pertenencia con su propio aprendizaje. Una vez adentro ellos crean sus propios ambientes de clases a través de la interacción con el profesor y con otros compañeros. Si a los alumnos se les proporciona la oportunidad de responsabilizarse de su propio aprendizaje, entonces se beneficiaran mucho más de las lecciones y de sus subsecuentes tareas para la casa.

No todos los alumnos realizan las tareas con el mismo entusiasmo y motivación ni tampoco aprovechan la ayuda y apoyo que reciben de sus docentes y compañeros de aula. Hacer sus tareas satisfactoriamente es una de las habilidades más importantes que los alumnos deben aprender. Hacer su trabajo proporciona a los estudiantes la oportunidad de desarrollar y practicar sus capacidades y revisar las materias e ideas que han aprendido. Más aún, a pesar de la habilidad propia del alumno o su experiencia previa con las tareas para la casa, la cantidad de tiempo que éste le dedica aumenta sus posibilidades de mejores logros educativos, incrementando también su comprensión de las materias y los hábitos de estudio.

Es aquí cuando importan las estrategias de aprendizaje empleadas por los profesores y los estilos de aprendizaje de los alumnos. El manejo y conocimiento de ambas situaciones por parte de los docentes constituyen un aporte significativo al mejoramiento de los resultados tanto en la sala de clases como en la escuela.

El clima motivacional generado por el profesor ayuda a que los alumnos trabajen con tranquilidad para enfrentar las tareas escolares, buscando que es lo que importa realizar en clases para satisfacer al maestro, las recompensas por hacer un buen trabajo o lo contrario por no cumplir con sus expectativas. La motivación es una necesidad y busca posicionar el aprendizaje, de modo que se constituya en un proceso continuo, interesante, atractivo y orientado al mejoramiento. El crear este clima positivo requiere tiempo y la colaboración de los estudiantes, quienes deben demostrar su interés por aprender para lograr los efectos deseados.

Preguntas para reflexionar

¿Saluda con entusiasmo a sus estudiantes cuando inicia sus clases? ¿Les otorga tiempo inicial para compartir ideas, eventos o experiencias de la jornada escolar?

¿Focaliza su atención en las cosas positivas de sus estudiantes? ¿Promueve el respeto recíproco con sus alumnos? ¿Promueve la confianza y la autoestima entre cada uno de los estudiantes en el aula?

Tareas para la casa

La literatura es abundante en consejos de experimentados profesores para asignar exitosamente tareas para realizar en la casa, entre ellos:1

* Cuando los docentes asignan tareas deben preguntarse que esperan que ganen sus estudiantes de esta experiencia. Lo importante es no recurrir a ella sólo para mantenerlos ocupados o, quizás, para terminar de “pasar materias” que no lograron desarrollar en clases. Cualquiera sea la situación, las tareas pierden su brillo y los alumnos no ganarán nada de dicha experiencia pues carece de creatividad. Enviarlos a casa con “más de lo mismo” es perderse la oportunidad de involucrarlos en un aprendizaje más efectivo.

Cuando llevan a la casa tareas que implican conceptos que pueden relacionar con experiencias o situaciones de la vida real, entonces pueden pensar y establecer relaciones que posteriormente pueden conversar con sus compañeros y su profesor.

* El profesor es un elemento decisivo en la sala de clases. Cuando se toma el tiempo y esfuerzo para asegurar la efectividad de las tareas para la casa, logra desarrollar con éxito en sus estudiantes habilidades que les ayudan para estudiar en forma independiente y lograr sus metas académicas. Paralelamente, ellos refuerzan los conocimientos entregados en clases y enriquecen el proceso de enseñanza-aprendizaje.

* Las tareas son un componente integral del aprendizaje porque enseñan responsabilidad e independencia. Estas debieran ser claras y concisas, creativas y que no impliquen un gran volumen de trabajo, pues pudieran hacer pensar al estudiante que se trata de un castigo más que un apoyo a su aprendizaje.

* Muchas veces los estudiantes ven el trabajo para la casa como exigente y difícil de modo que ellos le temen y lo evitan todo lo que pueden dentro del margen de sus posibilidades. Ello puede remediarse si el profesor es lo suficientemente creativo y puede motivarlos lo suficiente. Siga la recomendación “sea rápido en los elogios pero lento en la crítica”. Premie a aquellos que han hecho un buen trabajo y destáquelos en la clase.
_____________________
(1) Helium (2009). Teachers’ tips for successful homework assignments.
http://www.helium.com/knowledge/92082-teachers-tips-for-successful-homework-assignments


Jamás personalice o le quite méritos a un trabajo inadecuado, pues provocará rechazo y dañará la autoestima de sus estudiantes, colocándolos a la defensiva para próximas tareas. Simplemente estimúlelos para hacerlo mejor la próxima vez.

* El propósito principal de las tareas para la casa es entregar a los estudiantes un trabajo que puedan realizar solos, sin la ayuda del profesor. Aprenderán a trabajar en forma independiente aún cuando el maestro no se encuentre presente. Los buenos profesores saben como preparar y asignar buenas tareas y también saben como convencer a sus alumnos del valor educativo de éstas y, simultáneamente, mantenerlos interesados en el proceso educativo.

Una atmósfera que motiva al aprendizaje

Los profesores que logran motivar con éxito a sus estudiantes para realizar sus trabajos y que asignan tareas que los entusiasman y contribuyen a reforzar sus aprendizajes, comparten características comunes. Entre algunas de ellas pueden indicarse:2

(1) Un buen sentido de humor: Ello ayuda a constituirse en un profesor exitoso, logrando hacer la clase más grata para los estudiantes, mejorando su asistencia y manteniéndolos atentos a la presentación y posterior discusión. Mejor aún, dicho buen sentido de humor trasmite la alegría de vivir y lo convierte en una mejor persona, claramente importante en una carrera profesional cuyo desarrollo será muy estresante.

(2) Una actitud positiva: Constituye un gran logro en la vida. Un profesor verá muchos cambios inesperados y situaciones no previstas en su carrera como docente. Una actitud positiva le ayudará a enfrentar en un mejor espíritu y de la mejor manera estas situaciones. Con esta actitud positiva las contrariedades de una profesión de por sí complicada no afectará negativamente su quehacer en la sala de clases y su relación con sus estudiantes.

(3) Altas expectativas: Un profesor efectivo debe tener altas expectativas. Debe esforzarse por elevar las vallas de sus estudiantes, teniendo siempre en consideración que cuando se trabaja pensando en el menor esfuerzo lo que se obtiene a cambio es un trabajo de inferior calidad. Un docente exitoso debe siempre confiar que sus estudiantes pueden lograrlo, haciéndoles sentir que cree en ellos y, a través de esta actitud, fortalecer su autoestima. Sus altas expectativas tendrán un impacto directo en los resultados de los estudiantes, ayudándolos positivamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
______________________
(2) Kelly, Melissa (2000). Top 6 Keys to Being a Successful Teacher. About.com: Secondary
Education.
http://712educators.about.com/od/teachingstrategies/tp/sixkeys.htm


(4) Consistencia: Cuando se crea una atmósfera de aprendizaje positiva los alumnos saben cada día que esperar de su profesor. La consistencia en el actuar crea un ambiente seguro para los estudiantes pues tendrán mejores oportunidades para lograr buenos resultados de aprendizaje. A ningún alumno le gusta desempeñarse en un ambiente en que las reglas cambian constantemente.

(5) Imparcialidad: Un profesor imparcial trata a todos sus estudiantes de la misma manera frente a una misma situación.

(6) Flexibilidad: Uno de los principios de la enseñanza es que todo se encuentra en un estado de constante cambio. Interrupciones y desórdenes son generalmente la norma y muy pocos días constituyen lo que se llamaría un típico día de clases. En consecuencia, una actitud flexible no es sólo importante para bajar sus niveles de estrés si no también para sus estudiantes, quienes esperan que su profesor asumirá su responsabilidad y tomará el control de cualquier situación que afecte a su curso.

Mejorando la efectividad de la enseñanza

A continuación se describen algunos principios que han sido probados en cuanto a mejorar las estrategias de enseñanza-aprendizaje en el aula:3

- Aproveche el momento: La enseñanza es más efectiva cuando entrega una rápida respuesta a las necesidades planteadas por el alumno. Satisfaga de inmediato la necesidad por información y continúe más tarde agregando más materia a su proceso de enseñanza.

- Involucre al estudiante en la planificación: Solamente presentarle información no asegura aprendizaje. Se requiere ayudarlo a desarrollar objetivos logrables. Sin importar las estrategias de enseñanza que escoja, el proporcionar al alumno la oportunidad de ensayar sus ideas, asumir riesgos y ser creativo ayudará a promover el aprendizaje.

- Comience con lo que el estudiante sabe: Se dará cuenta que el aprendizaje progresa más rápido cuando se construye sobre lo que el estudiante ya conoce.

- Muévase de lo simple a lo complejo: El alumno encontrará que el aprendizaje es más satisfactorio si tiene la oportunidad de dominar primero los conceptos simples y luego los aplica a casos más complejos. Sin embargo, tenga siempre presente que lo que puede parecer simple para un estudiante puede ser complejo para otro.
_____________________
(3) HCC. Enhancing your teaching effectiveness. Hawaii.
http://honolulu.hawaii.edu/intranet/committees/FacDevCom/guidebk/teachtip/enhance.htm

-Informe a sus alumnos de sus progresos: Aprender se hace más fácil cuando los estudiantes están conscientes de su progreso. Una retroalimentación positiva puede motivarlos a mayores desafíos y esfuerzos porque hace aparecer las metas como fáciles de lograr.

- Recompense los aprendizajes esperados con elogios: Premiar los resultados o conductas esperadas mejora las posibilidades de que los alumnos retengan las materias. Reasegurándoles que ellos han aprendido las materias o técnicas esperadas puede ayudarlos a perfeccionarlas.

Preguntas para la reflexión

¿Cuáles son las dificultades que afectan el aprendizaje de sus alumnos?
Estas dificultades
¿corresponden a factores internos, externos u organizacionales? ¿Se toma el tiempo para compartir con ellos algo que es importante para usted?